Buscar este blog

Cargando...

Translate

jueves, 10 de enero de 2013

"Refrescos que te cuidan, naturales y caseros"


 
“Refrescos que te cuidan, naturales y caseros”


Uno de los primeros artículos que deseaba poner en caso de que algún día decidiese hacer un Bloc, es el del Agua.



A la que tomamos conciencia de cuántas veces al día le echamos mano, ya sea para beber, para asearnos, para cocinar.... y a la que te das cuenta de su “misterio” (y quan vulgar nos parece), pues merece ser uno de los elementos más considerados... porque siempre está Presente. Por ello, si la cuidamos y podemos “absorverla” con buenas “vibras”, siempre aportará un valor añadido a todo aquello en lo que intervenga (que es casi todo). Es una de nuestras mejores aliadas... de hecho, somos buena parte ella.



No hay nada mejor que podamos beber que buena agua. Los expertos siempre advierten de lo importantísimo que es beber agua. Si tienes Sed es porque tu cuerpo te está pidiendo Agua y no zumo, refresco, o cualquier otra cosa… NADA puede sustituirla por mucho que te vendan lo “revitalizante o reconstituyente” de cualquier refresco. Es más, El envejecimiento va en función de la pérdida de Agua.



Nos advierten, también, de la creciente “cultura del zumo y del refresco industrial” para aliviar la sed de l@s niñ@s... es como si darles agua nos pareciese vulgar o ¡que no los alimenta! Muchas veces se piensa que una merienda está más completa con un zumo (los creativos y publicistas hacen un muy buen trabajo, ¡qué duda cabe! la Propaganda todo lo puede). Bueno, si es uno exprimido, estoy de acuerdo, pero si no, nada más lejos de la realidad, ya te diga que contiene leche, galletas, porrón de fruta, cereales, activos.... Si queremos completar, de verdad, una buena merienda, nada mejor que Fruta.


En nuestros días es de lo más común que un niño te pida “zumo” si tiene Sed … y uno siente como si fuera de tacañería ofrecerle Buena Agua, en lugar de ese zumo industrial que resulta tan goloso para ellos.



Este hecho, en realidad, denota (si se reflexiona) nuestra buena intención de querer compensar una carencia preocupante... hablando claro y rápido, en general, en nuestra ciudades nuestros niños comen poquísima fruta. Nos pensamos entonces que suministrándoles estos “zumos de frutas” industriales, enriquecidos de esto y de lo otro, es la manera de “colar" esa carencia. En fin... si supiéramos del cierto qué es lo que toman en realidad, ¿por qué crees que les gustan tanto?...No es más que una golosina, sabores y edulcorante. 

¡No seamos drásticos! Una golosina respetuosa en alguna ocasión, pues claro que sí! Una golosina si tienen Sed o para completar una merienda... pues... no sé yo. No pretendo hacer una crítica destructiva (como si yo, pobre de mí, tuviera la verdad suprema) sólo notar que es bueno ser Conscientes que el zumo industrial que pide y toma es una golosina, no es ni alimento, ni el agua que el cuerpo le está pidiendo. Si el/la niñ@ pide "zumo" cuando tiene sed, estaría bien ofrecerles agua primero (puesto que la sensación de Sed es un estímulo generado por tu cuerpo cuando pide Agua), y luego … la golosina. No es grave dar una “chuche” a un niñ@, lo peligroso es darle una “chuche” creyendo que es un Alimento o mejor que el Agua!. Es sólo poner las cosas en su sitio.



El único zumo de frutas que se puede llamar “zumo de fruta”, es el que puedas exprimir tú mismo y dárselo en el momento (porque lo que exprimes va perdiendo sus propiedades con el tiempo)... pero claro, nos resulta algo engorroso ponerse uno a exprimir o licuar fruta cada vez que lo piden... es genial eso de tenerlo disponible para beber en la nevera …  abrir y listo...lo malo es que eso no es zumo de fruta.



Es bastante significativo que después de actividad física (ya sea por los juegos en el parque o por el deporte) los chavales deseen el refresco para saciar la sed. Ya pueden vendértelo como “el oro bendito” … si supiéramos del cierto lo que estamos ingiriendo (sobretodo en cuestión de azúcares y excitotoxinas-neurotoxinas) “nos haríamos cruces” como reza el dicho.

Hablando al respecto, sólo comentar que alguna bebida “revitalizante” que venden (muy consumida por deportistas) y que se toma también indiscriminadamente y sin medida alguna por niñ@s, en otros países de Europa no se comercializa. Aquí es que somos muy espléndidos... "tó padentro... lo que no mata engorda”.. bueno, al menos, no al instante... eso es lo malo, luego vienen las enfermedades y como tenemos tantos factores en contra y la Ciencia necesita encontrar variables co-relacionadas unívocamente en el tiempo (espacio) de la enfermedad... pues, en fin... nunca sabe decirte Por qué...(siempre pueden recurrir a los “viruses” o a los genes de nuestros antecesores).



Con lo fácil que te lo pone la Naturaleza … después de una actividad física se produce una deshidratación... lo que te pide el cuerpo, simplemente, es que restituyas el agua perdida. Este agua (Buena Agua) posee exactamente lo que te está pidiendo... ni más ni menos (H2O + minerales). Beber Agua es más que alimentarte... Beber Agua es beber Vida...no necesitas más aditivo ni más complemento que eso... no hay mejor refresco que el Agua.



Dicho esto, ¿cómo negarse a esa creatividad y a ese placer de tomarse una cervecita respetuosa bien fría (de vidrio) o un buen vinito respetuoso en una buena ocasión?..(por cierto que la cerveza tiene propiedades más que interesantes) pero, ¿Cómo apreciar las buenas Ocasiones si haces ese consumo indiscriminado en todas las ocasiones?... cuando hay moderación, equilibrio y Conciencia... los Placeres saben aún mejor...sin duda. Simplemente, es poner las cosas en su sitio.



Si queremos disfrutar de un “refresco” en ocasiones y si te gusta la bebida con gas (carbonatada), aquí te puedo mostrar una manera natural de obtenerla. Se trata del agua kefirada (de la que he puesto información en otra entrada). Este “refresco”, además de estar buenísimo y ser natural, te aporta interesantes beneficios. Si eres vegan@/vegetarian@ y consumes seitán y otros “embutidos veganos” a base de glúten, esta bebida es un aliado de lujo para facilitar la asimilación correcta. Si consideras que tus niñ@s llevan por delante una importante actividad física e intelectual, no hay mejor  ni más natural complemento, porque no lo tienes que "comprar", está en la Naturaleza disponible... si se lo "pides". Sólo tiene una “condición”. Debes informarte bien y hacerlo con Conciencia para poder participar de la Simbiosis correctamente. No es complicado, sólo tener algunas cosas claras.


En mi caso, nos encanta la de naranja. Pongo 4 cdas. de Kéfir por 2 litros de agua y 4 cdas. de azúcar de caña (Panela es lo ideal). Una naranja limpia y troceada y un higo seco, 48 horas. 


Una vez el tiempo transcurrido, cuelo, exprimo bien los trozos de naranja y añado tres cdas. de azúcar de caña para endulzar la bebida (no penséis que es mucho azúcar, las 4 cdas. anteriores de azúcar en la preparación han sido “metabolizadas” por el kéfir).

Nuestro amigo, el kéfir, aprecia lo natural. El Agua que utilices es lo más importante. Lo mantendrás sano con el Agua adecuada, sin cloros (por eso la del grifo no vale) y rica en minerales... le encanta el Agua de Manantial (lo tenemos comprobado....¿eh Joseleicharini?). Ten en cuenta que la proporción de alcohol va en función del azúcar, la fruta seca que se pone sirve para neutralizarlo y, de paso, aportan carbohidratos. También, ten en cuenta que la bebida no siempre te saldrá igual...depende de los ciclos y de los estados de nuestro Amigo, es algo vivo y, por tanto, dinámico. También podrás cogerle el punto al gas que deseas en la bebida (sin caer en excesos claro, y lo digo más bien por pasarse que por no llegar).



Pero no a todo el mundo le gusta o soporta el agua con gas (o el saborcillo propio del kéfir). No pasa nada. Si a alguien de la familia no le gusta la bebida de kéfir, siempre podemos hacer el refresco de limón para las ocasiones. Es tan sencillo como exprimir un limón para un litro y añadimos unas tres cdas. de azúcar de caña. La proporción depende de lo fuerte que queramos hacerlo. Por experiencia sé que a l@s niñ@s no les gusta muy fuerte y sí bastante dulce. Esta mención es un homenaje a mi madre que nos hacía “el agua de limón” cuando niños y nos encantaba... (un beso mama!)




Lo que aquí presento son sólo ideas, sencillas y rápidas. Las posibilidades de hacer bebidas con kéfir y con fruta son inmensas y las podréis encontrar en algún recetario al respecto.



En fin, en cualquier caso, como veis, el agua es la “materia” destacable en ambos refrescos... así que ¡cuídala y te cuidará!



Feliz Instante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada